sábado, 2 de julio de 2016

Merbereming

Esperas. Y esperas. Y el primero que hable, pierde.
Pierde la oportunidad de seguir viviendo desatado.
Desatento e inacabado, por suerte diría imperfecto.
Atendiendo a los caminos que siguen sus pisadas.

Miré al amor sin astucia, infantil e ingenuo.
Dejé atrás mis temores y lo sentí de nuevo.
Volví a caer, como la nieve un dos de enero.
En un amor perfecto, platónico y eterno.

Aquel donde nada y todo se tocan siendo extremos.
Donde, como en esas escenas que todos conocemos.
Todo lo que digas, lo usarás en tu contra.
Saboteando tus ganas de ser feliz sin miedo.

Nunca cometas el error de pensar que algo es eterno.
Nunca sientas algo que te pueda hacer daño.
Porque el amor es un duelo, y tú, amigo mío.
Comprenderás por qué nadie pudo ayudarme.

Ayudarme a cambiar lo que ya una vez cambié.
Ayudarme a contemplar las opciones en tropel.
Ayudarme a intentar, aunque solo sea una vez.
Dejar de amar aquello, que por suerte ya amé.


viernes, 17 de junio de 2016

One thousand miles.

Todavía recuerdo cuando empecé esto. Lo solté después de un Fuck, I Love You que me parecía que no encajaba con mi pensamiento de aquella época. Pretendía hacer un libro entero llamado Stars Will Shine Intensely. Realmente si me hubiera salido, me hubieran acusado un poco de plagio. Pero bueno.
¿No es emocionante ver cuándo algo que tú has creado va moldeándose y creciendo? Pues así me siento yo con mi blog. Sigo escribiendo mierda de vez en cuando, intento que sea bastante de vez en cuando, y lo sigue visitando gente, que ya no es solo el hacker de Atlanta, que ahora está en Reino Unido o Rusia. Y a ver, para llegar a mil, tampoco debió ser solo Lady Luna la que me visitó (que por cierto, aprovecho para saludarla :D)
¡Gracias! No sé, es como una cifra tan insignificante, tan 'un día malo' para tantos blogs. Pero me siento especial. Mil veces se ha visitado mis escritos... Estoy emocionado =)

El blog empezó en 2013. En aquellos tiempos yo había terminado tercero de la ESO, iba a empezar mi segundo verano junto a esa peña llamada LosVergüenza.es y seguía enamorado de la que entonces era mi ex, y como un Ted Mosby de la vida estaba seguro de que era la persona a la que debía querer siempre y tal y cual.
Ahora es 2016. He terminado Selectividad, y dentro de poco viviré en Sevilla. Además, por suerte o por desgracia, no estoy perdidamente enamorado de nadie, y eso no está tan mal como creía. Me he dado cuenta que me da miedo el ritmo frenético al que, día a día, va cambiando mi vida. Pero lo llevo bien... a veces.

Mientras escucho Bullit, una de las canciones más bonitas que he escuchado, y mientras pienso todo lo que me ha llevado hasta aquí. Siempre lo digo, como si fuera famoso, nunca esperaba vivir lo que he vivido desde que en 2010 me enamorara por primera vez. Pero no me quiero poner sentimental, hoy no.
Es día de celebración, porque cuando envíe esta entrada, serán cuatro cifras de visitas. Es un momento especial, joder. Y estoy contentísimo, porque esto es simplemente mi mierda; escribo lo que siento, y hay gente que se interesa.

Este blog siempre será la obra de un chico al que le encantaba recordar. Nada más.
¡Gracias por todo!

miércoles, 1 de junio de 2016

Pieces VI.

Es complicado escribir estas líneas. No sé por qué me siento tan comprometido con una serie que, simplemente, solo veo yo. Esto es un diario personal que nadie lee, y es lo maravilloso de este blog. Que nadie, que yo sepa, lo lee. Solo algún hacker de tres al cuarto escondido en algún lugar de Atlanta que ya me ha intentado robar dos veces la cuenta. Es divertido, hasta que un día lo consiga.

Después de mi última entrada, entiendo sentirme comprometido, la verdad. Me salió de dentro, y me gustó. Sobretodo, creo que, en lugar de hacer lo que hago en entradas como ésta, lo dejé todo de forma un poco más literaria. Eso me gustó mucho.

Una etapa de mi vida acaba. Es complicado decir eso. Ahora mismo, alguien está escribiendo lo complicadísimo que ha sido su año y las horas que ha perdido de sueño y todo lo que ha sufrido. Yo no seré menos, mañana mismo lloraré como una nena en Facebook y en la vida real pase lo que pase en las notas.

Bueno. Esa no es la razón por la que hago ésto. Obviamente podría serlo, pero no lo es.

Han pasado muchas cosas desde 2014 hasta hoy. Muchísimas cosas. Algunas increíbles, geniales y maravillosas y otras horribles y de las que ni voy a hablar ni querré hablar nunca. Ese mismo año, 2014, fue un año lleno de altibajos.

Tampoco es el caso, me enrollo mucho. La historia es que un debate que consideré cerrado en el año 2014 se ha reabierto hace poco en mi mente. Me duele tener que confesar que lo pienso y me cuadra. De nada servirá pensar en todas aquellas entradas que dediqué a decir que me hizo muchísimo daño, y que esperaba poder cantarle algún día las cuarenta de verdad, a la cara, y escupirle todo el odio que tenía en mí. De nada servirá recordar esa noche donde me sentí realmente vacío.

Nunca. Nunca. Me prometí que nunca jamás volvería a planteármelo. Pero, parafraseando a Nick Carraway, "así seguimos... navegando barcos a contracorriente devueltos sin cesar al pasado".

Y si sintiera el asco que Nick siente en El Gran Gatsby al decir esa frase, todo sería lo normal. Pero no, me siento normal, hasta bien de hecho. ¿Sabéis por qué creo que me pasa ésto? Porque mi pasado no está volviendo bravío como las olas del mar, no.

Increíblemente, creo hacer bien. Vuelve lenta y mansamente, en forma de risas educadas y cosas divertidas, y no remordimientos y crueles indirectas.

Pero tengo mucho miedo. Y espero no ser el único.
Miedo a que vuelva a despedazarse como ya lo hizo una vez. Miedo a caer de nuevo en otro ataque de ansiedad.

Haciendo un aparte, soy un maniático. Sabía que me tenía que pasar algo, y creo que ya encontré el qué. Ansiedad. No sé el por qué, pero sé que a veces, me entran ataques de ansiedad, incluso de pánico. Debería consultarlo con otras personas que me puedan ayudar en esos instantes, pero yo me voy a mi cuarto y lloro hasta calmarme. Es mi estilo, supongo.

Volviendo a lo anterior, tengo varios sentimientos encontrados con todo lo que está pasando por mi cabeza y en mi vida. Por un lado, estoy entusiasmado por saber qué ocurrirá, por el otro, nostálgico como siempre y por el otro, algo desconfiado. No con personas, sino con hechos del pasado que no quiero volver a tener que repetir. Simplemente, porque ya tuve que limpiar mis recuerdos una vez, y hacerlo una segunda sería todavía más complicado.

Veré qué pasa. Me da cosa cortar aquí, pero es que de esto han hablado siempre las entradas de Pieces... trocitos de mi vida, y este es uno que veremos si acaba bien o, como una pequeña parte de mí piensa, en el peor de los fracasos. Sea como sea, lo pondré aquí, así que...

domingo, 22 de mayo de 2016

Piezas.

Todo ha cambiado. Y ha sido tan rápido como doloroso.

Dejé de escribir en tu honor para escribir en tu memoria.
Dejé de insistir y de amar a quién aportaba a mi vida.
Dejé de callar y la vida me cerró la boca.
Dormí, y cuando dormí dejé de pensar en tus ojos y dejé de querer vivir.
Vivir alrededor de tu pelo alisado que muere en tus hombros.

Idealicé mi vida como si se tratara de una película, y nunca dejé de pensar que fuera a ocurrir. En algún momento, debías adorarme tanto como yo adoraba algo abocado al peor de los fracasos.

Bajó el telón y me quedé solo en el escenario, añorando la presencia en los asientos vacíos mientras el teatro apagaba las luces y me dejaba a oscuras...
Perdido.

Y aquí sigo. Escribiendo sin pudor, sin ganas. Ganas de vivir en este mundo, donde todo lo que consigo es poco.
Desamor y agonía. Desesperación y deseo. La vida es sueño; sueño de amores incomprendidos y verdaderos.

Mis ojos vuelven a apartar la realidad y escudriñar la perfección de una forma impostora. Te siguen viendo en medio de la oscuridad, en uno de esos asientos, mirándome y sonriendo de manera comprensiva e incluso burlona.

Pasó todo y a la vez no pasó nada. Porque sigo aquí, escribiendo.


miércoles, 11 de mayo de 2016

.

-Idealizado-.
"Miro a esa persona que llena mis días y me desvela por las noches.
Esa persona, a la que querría tener al lado toda mi vida, sin importar cuánto durase ésta.
La persona cuyos ojos brillan más que los de ninguna otra persona.
La persona que, cuando te mira, hace desaparecer todo aquello que le rodea.

Trago saliva, llamo su atención con un pequeño toque en el hombro y la llevo a un lugar apartado del mundo.
Allí, me mira con cara de incredulidad y pregunta: ¿Qué hacemos aquí?
Antes de que termine, empiezo a sacar el discurso que llevo preparando días. "Te quiero mucho, eres la mejor persona del mundo, bla bla bla".
A mitad de la parrafada, yo mismo tengo claro que es estúpido ser tan esquemático.
"Mira. No sé cuánto va a durar ésto. No sé si mañana todo saldrá mal, o si realmente veré mis sueños cumplidos. Eres la persona que quiero, deseo, anhelo. Eres la tierna utopía que llegó a mi vida y desde que te conocí sé que estamos hechos el uno para el otro. Sencillamente, te amo. Te adoro. Y te necesito".
Me mira, sonriendo. Yo también sonrío.
Finalmente nuestros labios se acercan y llega ese beso impresionante y mágico que inunda mi ser de una euforia química imposible de describir"

lunes, 4 de abril de 2016

Mágico

Espectacular.

Abro los ojos en el esperanzador final del tortuoso túnel en el que me refugié. Lloré, ahogué mis gritos en mi almohada y escribí pesimistas relatos de bohemio borracho de principios del siglo XX. Fui patético, fui increíblemente patético. Creí haberme quedado sin fichas tras perder casi todas en mi primera mano, pero la vida me arrojó unas cuantas y me dio un empujón de alegría en forma de las mejores personas que conoceré jamás.

Aprendí y me hice fuerte. Finalmente, recordé con lágrimas de felicidad, de emoción, de amor puro por una época más inocente y tierna. Creí estar estancado, cuando mi inseguridad y mis temores me cegaban y no me dejaban ver la fuerte luz al final de este maldito túnel por el que, supongo, todos debemos pasar alguna vez en la vida.

¿Y ahora? A disfrutar.
Sin duda, vienen unos momentos totalmente aburridos y llenos de libros y libros, pero luego llegará el que voy a lograr que sea el mejor verano de mi vida. Y los anteriores son complicados de superar. Hoy no traigo mensaje, no traigo reflexión. Puedo decir que soy feliz de forma genuina y pura, y que hacía mucho tiempo que no me sentía tan bien. 

Es tan bonito cuando no odias a nadie, pero es tan bonito cuando no te importan las personas a las que odias. Cuando dejan de ser un fastidio para tu vida y simplemente son alguien más. Es tan jodidamente precioso poder liberar mi cuerpo de todo mi odio. Puede que sea mi alegría momentánea. Puede que sea la hora que es. Puede que sea Ten Feet Tall de Afrojack. O puede que sean esas personas que me ayudaban a no caer en el pozo de la depresión y que ahora completan la alegría que siento.

Impresionante.

Me pongo muy filosófico últimamente. Mi vida no está totalmente decidida, pero creo que en mi situación actual será como mejor decida. Solo sé que la filosofía de mi vida va a ser hacer lo posible para ser feliz. Punto. Además, como no juzgo la felicidad de cada cuál, no voy a juzgar la mía. Cualquier cosa que me haga feliz, por chiquitita que sea, por pequeño gesto que sea, voy a intentar lograrlo.

Hoy estuve escribiendo sobre cómo el dinero mueve a las personas. Y sí, tener mucho dinero está guay y puedes comprar cosas bonitas, venga. Pero no deja de ser algo creado por las personas, como una silla o una lámpara. Tampoco voy a ser el que vete todo lo material, pero mi introversión desde siempre me hizo una persona muy mística, en el sentido de que en mi alegría priman las cosas que vienen en el ser humano.

Aún así, si he de agradecer algo material, solo puedo darle las gracias a los creadores de FIFA, que me han aportado risas de un valor incalculable junto a las personas a las que más quiero en este mundo durante mucho tiempo.

Y gracias a todas las personas que han aportado a que mi vida sea tan feliz como lo es ahora. En especial, y espero no arrepentirme de escribir estos nombres en un futuro, a Pablo, Juanra, Jose, Joselu, Lucía, Maite y Sara. A ver, no es que otros dejéis de ser amigos míos, pero entended que son las personas que últimamente me ayudaron, aunque ellos ni lo supieran.

Sé que es algo egocéntrico hablar sobre cómo me siento de feliz, pero bueno, realmente como siempre escribía sobre lo mal que estaba, me pareció divertido poder escribir por fin sobre mi felicidad, cómo la logré y por qué la logré. Perdí mi miedo a ser feliz, y de momento no podría irme mejor. Crucemos los dedos para que esta existencia siga siendo, simplemente, mágica.

viernes, 4 de diciembre de 2015

Darker Than Blood.

Llevo varias entradas siendo un llorica.

A ver, no vamos a dramatizarlo tanto. Lo cierto es que escribo más sobre mi vida que sobre lo que realmente me importa, que es los relatos y ese tipo de cosas. Hablo de mis experiencias personales y saco una reflexión de ello, algo que me encanta pero que no llena todo lo que yo creo que es mi potencial.

Así que, he creado ÉSTO:

Darker Than Blood (writtenbygz.blogspot.com)

Ahí podréis entrar si queréis ver solo los relatos puros que escribo, tales como los capítulos de SWSI o The Unique Way. Sinceramente, The Unique Way es una joyita, ya no porque lo haya escrito. Me quedó bien, la verdad.

Si, por otra parte, sois unos stalkers u os gustan las entradas tipo experiencia de mi vida-reflexión de ella, pues quedaos aquí, no me voy para nada de Stars Will Shine Intensely, me encanta este blog y la razón por la que lo creé. Como el mismo título reza: Las estrellas brillarán intensamente. Y quiero que, tanto en este blog como en el otro, la calidad de las entradas brille con luz propia. Espero lograrlo, eso es cosa mía.

¡Nos vemos! =)